Cómo cuidar tus  Goias:

Guarda tus Goias en un lugar fresco y seco, ojalá dentro de su bolsa original o alguna de género suave, para evitar el roce con otras joyas. Si usas un joyero, déjalas en compartimentos separados.

No expongas tus Goias a cambios bruscos de temperatura.

Siempre maquíllate y ponte tu perfume y cremas antes de ponerte tus joyas. Así evitas que se contacten con químicos y se vayan poniendo opacas.

No expongas tus piezas a agentes corrosivos como el cloro, grasa, perfume, sudor, agentes alcalinos o agua salada para evitar la oxidación o aparición de manchas en las piezas.

Baño de Oro

Para limpiarlas puedes usar un paño de algodón, agua tibia y jabón neutro, las dejas reposar 10 minutos y luego las limpias con suavidad. Recomendamos que no lo hagas muy a menudo porque puede acelerar la salida del baño de oro.

Dependiendo de la cantidad de uso y del ph de tu piel, el baño de oro puede durar más o menos tiempo. Es común que a la larga se vaya saliendo. Si esto pasa, puedes venir a nuestro taller (previa cita) y te lo volvemos a bañar por un valor súper económico ;)

Plata

La plata brillante puede convertirse en plata negra con en tiempo. Es un proceso absolutamente natural que ocurre cuando la plata está expuesta al aire, a los químicos, incluso los aceites naturales en nuestra piel pueden oscurecerla. Para los productos de plata, te regalamos 2 sesiones de pulido que puedes usar cuando quieras para volver a darle brillo a tu Goia.